Las 12 comidas más raras del mundo

Quién no disfruta comer, hamburguesas, pizza, pastas, asado (en Argentina). Tantos manjares para disfrutar, algunos que son tradición cultural. Aunque, no todos son muy apetitosos o -al menos- no lo parecen.

Acá te dejamos las 12 comidas más raras, exóticas y hasta desagradables que existen en el mundo. Bon appetit.

Tarántula frita (Camboya)

Para algunos representa uno de los animales más repulsivos y escalofriantes que existen, pero en Camboya la tarántula frita es considerada una delicia gastronómica. Hasta aseguran que tiene un sabor agradable, como una especie de mezcla entre pollo y bacalao, y lo mejor son sus ocho patas peludas. ¿Te animarías a probarla?

Muktuk (Groenlandia)

Si vas a Groenlandia seguro te ofrecen un buen bocado de “muktuk” (piel y grasa de ballena). Si te animas a probarlo es un plato lleno de proteínas, vitaminas y muy saludable. Se come crudo, pero si lo prefieres puedes elegir la opción frita. Dicen que es un manjar, ¿será cierto?

Casu Marzu (Cerdeña- Italia)

Foto: Wikipedia

La gastronomía italiana es una de las más deliciosas y apetitosas que existen pero, entre la variedad, algunas opciones no son muy apetecibles. Aunque si te gusta el queso con fuerte aroma, anímate a probar el Casu Marzu, un queso de leche de oveja blando y descompuesto (queso podrido, para ser claros) que alberga larvas de la mosca del queso. Cuando pidas el plato verás los insectos moverse. Mmm delicioso, ¿no?

Balut (Filipinas)

Foto: Charles Haynes

Este nos pareció el más desagradable, casi no lo podemos describir. A simple vista, parecen huevos duros pero dentro tienen una sorpresita nada agradable. Es que el balut es un huevo de pato fertilizado y cocido, dentro de la cáscara hay un embrión de 18 días con pico, plumas y huesitos.

Sándwich de cerebro frito (Estados Unidos)

Y pensábamos que solo comían comida chatarra, pero en Norteamérica también hay rarezas culinarias. En algunas zonas de Estados Unidos, como el valle del río Ohio, este plato se puede encontrar en el menú: un delicioso sándwich de cerebro frito, con restos de sesos habitualmente de cerdo servido acompañado de mostaza y cebollas en vinagre.

Caballitos de mar (China)

Foto: Jirka Matousek

Nos parecen muy lindos los caballitos de mar como para ser comidos, pero en China es habitual freírlos y servirlos en un palo, tipo pincho. También lo hacen con las estrellas de mar y hasta con escorpiones.

Hormigas culonas (Colombia)

Foto: Insectos a la carta

Algo común a la hora de hablar de comidas exóticas en Latinoamérica son los insectos. En Colombia las hormigas culonas se caracterizan por su cuerpo delgadito y un trasero prominente, a lo Niki Minaj. Se sirven fritas y tienen un sabor similar al cacahuate o maní. No están tan mal, ¿o si?

Hakarl (Islandia)

Foto: Wikipedia

Parecen jamones curándose, pero son tiburones de Groenlandia. Frescos son venenosos. Por eso, se fermentan y descomponen para que puedan comerse. El sabor es horripilante y se siente parecido al amoníaco, lo que provoca que muchos comensales vomiten la primera vez que lo prueban. Se sirve generalmente cortado en cubitos y acompañado de brennivín, un aguardiente típico.

Los islandeses pueden comer su Hakarl durante todo el año, y el pescado podrido se almacena, envasado al vacío, en los supermercados normales. El proceso de elaboración es tedioso, ya que por su fuerte olor se mete en un hueco en el suelo, lejos de zonas habitadas y permanece cubierto de piedras durante mes y medio en verano o tres meses en invierno. Después, como se aprecia en la imagen, se seca durante tres o cuatro meses.

Huevo centenario (China)

Un delicatesen para estómagos fuertes. Los “huevos centenarios” de China son negro por dentro y se suelen conservar durante meses en una mezcla de arcilla, cenizas y cal. Tienen un fuerte olor a amoníaco y azufre, similar a un queso fuerte. Su textura es gelatinosa y se sirve a modo de aperitivo acompañado de raíz de jengibre.

Jugo de ojo de oveja (Mongolia)

Aquí, una perfecta excusa para no beber alcohol. En Mongolia la cura tradicional para la resaca es un vaso lleno de jugo de tomate, vinagre y ojos de ovejas. Muchas vitaminas y solo apto para los estómagos y paladares más valientes. ¿Te animarías a probarlo?

Escamoles (México)

Foto: Cocina fácil

Los escamoles, también conocidos como caviar de insectos, son la cumbre la cocina mexicana, deben su origen al imperio azteca y están elaborados a base de larvas de hormigas que se encuentran en las raíces de las plantas de maguey y agave.

Para prepararlos primero hay que freírlos con mantequilla y especias, y luego se envuelven con una tortilla. Tienen una textura crujiente y un sabor ligero a nuez. ¿Los probarías?

Shirako (Japón)

Foto: ivva

Se sabe que la gastronomía japonesa es una de las más ricas, sanas y equilibradas que existen, pero tiene algunos platos que destacan por su rareza. Como el shirako, glándulas llenas de esperma de pescado. Aunque cueste creerlo, aseguran que es exquisito y muchos lo comparan con el caviar.

¿Qué te parecieron estas comidas? ¿Te animarías a probar alguno de estos platos exóticos?

Fuentes: Skyscanner/Hostelworld


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s